Ciencia en el mundo

Las vacunas contra el coronavirus, son el avance científico del año

Madri+d

La revista «Science» reconoce en su famosa lista anual el revolucionario trabajo de la biomedicina para frenar la pandemia.

Las vacunas son «una inyección de esperanza», pero no el bálsamo de Fierabrás, por lo que desde «Science» recuerdan la importancia de que los gobiernos y los ciudadanos individuales tomen medidas sensatas y responsables para minimizar la transmisión del virus.

Fuente:
Foto: Madri+d

El 31 de diciembre de 2019, responsables de salud en la ciudad china de Wuhan daban a conocer unos misteriosos casos de neumonía. El 8 de enero, el mundo entero ya sabía que se trataba de un nuevo coronavirus y solo dos días después, un grupo científico hacía pública la secuencia genética de lo que hoy se conoce como SARS-CoV-2. En solo cuestión de horas, comenzó la búsqueda de una vacuna contra el Covid-19. En febrero, cuando la amenaza global era una certeza, un buen número de laboratorios de todo el mundo ya habían lanzado sus proyectos con diferentes estrategias. El 20 de abril, cinco compañías realizaban ensayos clínicos y otros 71 candidatos se encontraban en ensayos preclínicos. Ahora, ya hablamos de 52 ensayos clínicos y 162 en desarrollo. De todas las vacunas, han sido las que emplearon la novedosa técnica del ARN mensajero, las de Pfizer-BioNTech y Moderna, las primeras en cruzar la meta, con un 95% de eficacia.

La revista «Science» ha reconocido este ingente esfuerzo como el avance científico más importante de 2020. No podía ser de otra manera. Como explica la prestigiosa publicación, una confluencia de fuerzas propulsó la ciencia desde cero a una vacuna contra el coronavirus a una «velocidad revolucionaria». Lo que normalmente cuesta llevar a cabo casi una década, se ha logrado en cuestión de meses. «Nunca antes tantos competidores trabajaron tan abierta y frecuentemente. Y nunca antes gobiernos, industria, ámbito académico y entidades sin ánimo de lucro invirtieron tanto dinero, esfuerzo y cerebro en la misma enfermedad infecciosa», dicen desde «Science». Todo ello en lo que denominan una «segunda pandemia de desinformación y caos político», en la que en muchas ocasiones «los científicos fueron tratados como el enemigo».

Pero aún queda mucho camino por recorrer. Hasta la próxima primavera, las vacunas serán escasas incluso para los países más ricos y seguramente los pobres tendrán que esperar más, advierte la revista. Las dudas sobre la vacunación, los problemas de distribución, una posible mutación del virus o unos raros e inesperados efectos secundarios podrían retrasar el fin de la pandemia. Las vacunas son «una inyección de esperanza», pero no el bálsamo de Fierabrás, por lo que desde «Science» recuerdan la importancia de que los gobiernos y los ciudadanos individuales tomen medidas sensatas y responsables para minimizar la transmisión del virus.

Aunque el virus ha oscurecido los logros en otros ámbitos científicos, también han existido. «Science» ha incluido en su lista el hallazgo en Indonesia de la pintura figurativa más antigua (una mágica escena de caza de hace unos 44.000 años), las primeras enfermedades curadas con la técnica CRISPR, el origen de unas misteriosas y rapidísimas emisiones de radio (FRB) en el espacio o el descubrimiento de que las aves son más listas de lo que creíamos.

Las vacunas de Pfizer-BioNTech y Moderna, han sido las primeras en cruzar la meta, con un 95% de eficacia.

Fuente: Foto: G.I.