Proyectos destacados

Desarrollan modelos para el manejo de desechos orgánicos

El proyecto desarrolla procedimientos tecnológicos para el manejo, transformación y aprovechamiento de desechos orgánicos generados en los sistemas intensivos de producción agropecuaria y agroindustrial. Foto: G.I.

Fuente:

Nombre del proyecto

Modelos de transformación de desechos orgánicos vegetales

Objetivo general

Desarrollar, a través de la investigación los procedimientos tecnológicos para el manejo, transformación y aprovechamiento de desechos orgánicos generados en los sistemas intensivos de producción agropecuaria y agroindustrial.

El proyecto desarrolla procedimientos tecnológicos para el manejo, transformación y aprovechamiento de desechos orgánicos generados en los sistemas intensivos de producción agropecuaria y agroindustrial. Foto: G.I.

Objetivos específicos

  • Modificar la unidad de transformación de desechos orgánicos en productos aprovechables como insumos en la agricultura, según la legislación puesta en operación.
  • Investigar los procesos de descomposición de la materia orgánica residual de la actividad pecuaria y su aprovechamiento como enmienda y fertilizantes, recuperadores y promotores biológicos de suelos.
  • Implementar tecnologías de aprovechamiento en energía natural y la producción de energías renovables.
  • Estudiar la velocidad y eficiencia de los agentes biológicos degradadores de materia orgánica en estado sólido, suspendidos en fase líquida.
  • Integrar un equipo de apoyo multidisciplinario, compuesto por investigadores de ingeniería mecánica, química, microbiología, economía agrícola y educación.

Descripción del proyecto

Junto a la producción de alimentos en la agricultura y la elaboración industrial, se genera una gran cantidad de desechos orgánicos previo a que el producto final, crudo o terminado, llegue a los hogares de los consumidores. Esos desechos generalmente reciben poco o ningún manejo tecnológico,  formando parte del cúmulo de contaminación del planeta.

Costa Rica es un país agroindustrial sin un programa nacional de procesamiento útil de los residuos orgánicos. Los desechos orgánicos son productos naturales, generalmente no comestibles para el ser humano, pero que constituyen una biomasa con un grandísimo valor energético, químico y biológico.

Estos materiales reúnen propiedades de calidades aceptables o excelentes, como materias primas para los procesos superiores de producción de insumos biológicos para la agricultura y el bienestar humano. Todo desecho orgánico es aprovechable.

Su acumulación contaminante es evidente por dos aspectos básicos: primero, la falta de cultura generalizada en la recolección y tratamiento adecuado, y segundo, la falta de una cultura tecnológica de transformación, con consecuencias nocivas por el impacto ecológico y sanitario finalmente revertido sobre el propio ser humano.

Este proyecto nace con el propósito de establecer la infraestructura necesaria para controlar, tratar y transformar los desechos orgánicos vegetales producidos por la Estación Experimental como producto de la operación, mantenimiento y manejo de animales (bovinos y caprinos).

La Estación Experimental de Ganado Lechero Alfredo Volio Mata (EEAVM) se ubica del Servicio Nacional de Salud Animal (SENASA) de Ochomogo, 1.6 kilómetros al noreste.

Logros destacados

El Ministerio de Salud de Costa Rica estableció mediante el Reglamento de Uso y Vertido de Aguas Residuales,  diferentes parámetros para la utilización de los desechos y efluentes de lechería en los potreros, luego de un tratamiento previo.
Con esta reglamentación se pretende recoger la mayor cantidad de boñiga sólida y procesarla hacia la obtención de abono orgánico y la producción de “humus” mediante el “lombricompost”.

Se cumple con el límite máximo permitido para verter aguas residuales en el caso de la ganadería, las cuales pueden aplicarse a los pastos de puso, forrajes, cultivos de fibras y semillas y otros cultivos no alimenticios en forma directa por el ser humano, en la cual se permite el pastoreo 15 días posteriores a la aplicación.

Los resultados mostrados cuantifican la capacidad de descarga del tanque en relación a la velocidad del tractor así como el volumen de purines requeridos por hectárea según la marcha de operación.

En forma práctica, lo cuantificado hasta ahora es una calibración del equipo esparcidor en términos volumétricos. Es necesario además realizar una calibración de la cantidad de sólidos esparcidos que si bien depende de la cantidad de materia seca,  contenida en las boñigas líquidas que distribuye el equipo esparcidor, el productor debe contar con un método práctico para valorar la cantidad de materia orgánica que está descargando en los potreros.