Científicos del país llaman la atención sobre la importancia de la ciencia

Manrique Vindas Segura

Investigadores (as), profesores (as) y estudiantes costarricenses se unieron a la Marcha por la Ciencia (March for Science) que se realizó el pasado sábado 14 de abril a nivel mundial.

Este año la actividad se realizó en la Plaza 24 de Abril de la Universidad de Costa Rica. En el marco de la actividad se realizaron exposiciones  y experimentos sobre temas científicos dirigidos al público general.

Esta es la segunda vez que se realiza la actividad en nuestro país. La primera fue el año pasado, cuando la Marcha por la Ciencia salió de la Universidad de Costa Rica (UCR) y llegó a la Fuente de la Hispanidad.

Sin embargo, este año no se emprendió una caminata, sino que se organizó una reunión y exhibición científica en la Plaza 24 de abril de la UCR, en la Sede Rodrigo Facio.

Los (as) organizadores (as) decidieron este año mostrar la importancia de la ciencia con exhibiciones y experimentos para reivindicar su papel en la sociedad y hacer un llamado sobre la importancia de la ciencia y de la investigación para el mundo.

Uno de los entes organizadores del la Marcha fue la Academia Nacional de Ciencias (ANC). Durante el evento, su presidente, el Dr. Pedro León Azofeifa, destacó la importancia de la ciencia como valiosa herramienta para que los actores políticos tomen las decisiones trascendentales para el país.

Ciencia muy útil

Como ejemplo de la utilidad práctica de la ciencia, el Dr. León dijo que “Hemos sido testigos, los que peinamos algunas canas, del impresionante impacto de las ciencias sobre la calidad de vida de las personas en nuestro país, con avances como los antibióticos, las vacunas y la asepsia.

“El siglo pasado la expectativa de vida en nuestro país se duplicó, de los 40 a los 79 años. Se dieron grandes avances en la medicina y la higiene, así como la creación, en Costa Rica, de un exitoso sistema de salud basado en estos avances. Y más aún, apareció la biotecnología como una nueva rama de la industria humana”.

La Marcha por la Ciencia es una iniciativa promovida en el 2017 en Washington, Estados Unidos de América (EEUU), como resultado de la preocupación de los científicos por la indiferencia del presidente Donald Trump frente a temas como el cambio climático.

Su gobierno se retiró en junio de ese año del Acuerdo de París, enmarcado en la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, en la cual los países firmantes se comprometen a disminuir las emisiones de gases de efecto invernadero para el 2020.

Además el presidente Trump publicó en su cuenta de Twitter que el cambio climático es un invento de los chinos para restarle productividad a la industria de EEUU.

Por esa razón el evento principal de la Marcha por la Ciencia se lleva a cabo en la capital, Washington, pero también hay otras marchas a lo largo y ancho de ese país, así como en otras naciones y se realizan cerca de 500 eventos alrededor de todo el mundo.

Sobre esta celebración mundial,  el Dr. León expresó que “es notable la rápida propagación de la Marcha por la Ciencia desde el primer evento, y aún en esta segunda ocasión, con casi todos los países del continente americano y de Europa, efectuando eventos como este, aquí, el día de hoy. Es también notable que cada país participante lleva su propia agenda a la comunidad local, según sea la situación de su desarrollo científico y tecnológico, de acuerdo con información disponible en Internet.

Este apoyo, tal vez refleja la creciente congregación de mentes que reconoce los beneficios de las ciencias; como prueba de ello, muchos estamos vivos, aún, gracias a la medicina moderna”.

Centros de investigación y laboratorios de la Universidad de Costa Rica (UCR), recibieron a los visitantes con exhibiciones y experimentos científicos.

Por ejemplo, el Centro de Investigaciones en Ciencias del Mar y Limnología (CIMAR) de la UCR exhibió algunas especies marinas disecadas y vivas, con lo que hizo un llamado para la conservación de especies amenazadas como los tiburón martillo y varias especies de tortugas marinas.

Por su parte, la Asociación de Estudiantes de Química de la UCR y de la organización ACS Student Chapter Costa Rica, entretuvieron a los visitantes con espectáculos con experimentos químicos.

Además de estas agrupaciones estudiantiles, estuvo presente y el Consejo de Estudiantes de Ciencias Básicas de la UCR.

Junto con la ANC y el CIMAR participaron en la organización otras entidades como la Red Sismológica Nacional (RSN), el Consejo Nacional para Investigaciones Científicas y Tecnológicas (CONICIT), la Fundación para el Centro Nacional de la Ciencia y la Tecnología (CIENTEC), el Observatorio Vulcanológico y Sismológico de Costa Rica (OVSICORI), el Colectivo 500 científicas y la Unión Americana de Geofísica (AGU).

También participaron las escuelas de Antropología, Biología, y la Facultad de Farmacia de la UCR.

Esta es la segunda ocasión en que se realiza la actividad en Costa Rica. Los (as) organizadores (as) destacaron la importancia de la ciencia como herramienta para que los actores políticos tomen las decisiones trascendentales para el país.