Ciencia en el mundo

Investigación explica por qué algunos proyectos inducen a terremotos más que otros

Algunos terremotos podrían ser inducidos por acción humana

Una exhaustiva investigación identificó 730  terremotos disparados por actividad humana, desde 1931 hasta el presente. La minería y los embalses representan el 37 y  23 por ciento respectivamente del total de los eventos identificados, según la investigación publicada en Seismological Research Letters (4 de octubre), de la Sociedad Sismológica de los Estados Unidos.

Captura de pantalla del mapa interactivo de HiQuake. El mapa brinda información completa de casa sismo. (Foto G.I.)

Asimismo, la inyección de líquidos a presión como en el fracking (fractura hidráulica), la eliminación de fluidos residuales, la reinyección geotermal, y la recuperación secundaria de hidrocarburos produjo entre el 10 y 15 por ciento de sismos.

"Cualquier operación de fractura hidráulica exitosa induce microsismicidad debido a que se fractura la roca.  La tendencia más importante es a correlacionar la fractura hidráulica con los terremotos, muy probablemente debidos a la reactivación de fallas geológicas preexistentes”, señala Miles Wilson, de la Universidad de Durham.

Explica que los terremotos inducidos tienden a nuclearse más cerca de la superficie, mientras que los que son resultado del movimiento de placas tectónicas, como los recientes terremotos de México, “son originados a gran profundidad”.

Junto a otros colegas, reunió la información disponible sobre terremotos inducidos por actividades humanas publicada en artículos científicos y de prensa, presentaciones académicas, e informes industriales y gubernamentales, en la base de datos HiQuake, de libre consulta en inducedearthquakes.org mediante un mapa interactivo, pudiéndose descargar también como planilla de datos.

"Se trata de una herramienta de gran utilidad en ordenamiento territorial. Porque ¿qué pasaría si no se considera el riesgo de microsismicidad de una represa y se instala cerca un repositorio nuclear? Solemos trabajar en compartimentos estancos y esta iniciativa favorece una visión integral”, dice a SciDevNet Lida Borello, geóloga y profesora de Ciencias Ambientales de la Universidad de Buenos Aires.

Asimismo, el estudio vincula los procesos sísmicos a la construcción de rascacielos, canteras, extracción de agua subterránea y ensayos nucleares.

“Todos los proyectos antropogénicos —producidos por actividades humanas— influyen en las fuerzas que actúan en la corteza terrestre, añadiendo o eliminando masa, por lo que no debemos sorprendernos de que la Tierra responda a esos cambios, en algunos casos con terremotos", dice Wilson.

¿Favorecerá esta herramienta el uso de tecnologías más sustentables? Para Wilson, eso dependerá de cómo interpreten los datos los decisores y de su necesidad de cambiar las prácticas industriales. “Somos una sociedad hambrienta de recursos, y para satisfacer esa demanda, los materiales y la energía deben provenir de algún sitio”.

La información se ha publicado el 4 de octubre en la base de datos de libre acceso con un mapa interactivo en Seismological Research Letters de la Sociedad Sismológica de los Estados Unidos. (Foto G.I.)